Llevando serenata a su jefecito en el panteon, con tanto sentimiento que canta afinado en segunda voz y con una calidad inigualable que solo él puede hacerlo.

source

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *